ARTRITIS


Descripción general


La artritis es la hinchazón y la sensibilidad de una o más de las articulaciones. Los principales síntomas de la artritis son dolor y rigidez de las articulaciones, que suelen empeorar con la edad. Los tipos más frecuentes de artritis son la artrosis y la artritis reumatoide.
La artrosis hace que el cartílago, el tejido duro y resbaladizo que recubre los extremos de los huesos donde forma una articulación, se rompa. La artritis reumatoide es una enfermedad en la cual el sistema inmunitario ataca las articulaciones, comenzando con el revestimiento de estas.
Los cristales de ácido úrico, que se forman cuando hay demasiado ácido úrico en la sangre, pueden causar gota. Las infecciones o enfermedades de
fondo, como la psoriasis o el lupus, pueden causar otros tipos de artritis.
Los tratamientos varían según el tipo de artritis. Los principales objetivos de los tratamientos contra la artritis son reducir los síntomas y mejorar la calidadde vida.


Síntomas


Algunos de los signos y síntomas más comunes de la artritis afectan las articulaciones. Según el tipo de artritis que tengas, los signos y síntomas pueden comprender:
Dolor
Rigidez
Hinchazón
Enrojecimiento
Disminución de la amplitud del movimiento


Causas


Los dos tipos principales de artritis, la artrosis y la artritis reumatoide, provocan diferentes daños en las articulaciones.


Artrosis


El tipo más común de artritis, la artrosis, consiste en el daño por desgaste del cartílago de la articulación (la capa dura y resbaladiza en los extremos de los huesos donde se forman las articulaciones). El cartílago amortigua los extremos de los huesos y permite un movimiento articular casi sin fricción, pero un daño suficiente puede provocar que el hueso se muela directamente sobre el hueso, lo que causa dolor y restricción de movimiento. Este desgaste puede ocurrir durante muchos años o puede acelerarse debido a una lesión o infección de las articulaciones.
La artrosis también afecta a toda la articulación. Causa cambios en los huesos y deterioro de los tejidos conectivos que unen el músculo al hueso y
mantienen unida la articulación. También provoca la inflamación del revestimiento de la articulación.


Artritis reumatoide


En la artritis reumatoide, el sistema inmunitario del cuerpo ataca el revestimiento de la cápsula de las articulaciones, que consiste en una membrana dura que encierra todas las partes de las articulaciones. Este revestimiento (membrana sinovial) se inflama y se hincha. El proceso de la enfermedad puede finalmente destruir el cartílago y el hueso dentro de la articulación.


Factores de riesgo


Los factores de riesgo de la artritis comprenden lo siguiente:
Antecedentes familiares. Algunos tipos de artritis son hereditarios, por lo
que es probable que contraigas artritis si tus padres o hermanos tienen este trastorno. Tus genes pueden hacerte más vulnerable a los factores ambientales que pueden desencadenar artritis.
La edad. El riesgo de muchos tipos de artritis, entre ellos la artrosis, la artritis reumatoide y la gota, aumenta con la edad.
El sexo. Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar
artritis reumatoide, mientras que la mayoría de las personas que tienen gota, otro tipo de artritis, son hombres.
Lesión articular previa. Las personas que se han lesionado una articulación, tal vez mientras hacían deporte, con el tiempo tienen más probabilidades de contraer artritis en esa articulación.
Obesidad. El peso extra fuerza las articulaciones, en especial las rodillas,
caderas y columna. Las personas con obesidad tienen un mayor riesgo de
desarrollar artritis.


Complicaciones


La artritis grave, especialmente si afecta las manos o los brazos, puede dificultar que realices las tareas diarias. La artritis de articulaciones que soportan peso puede impedirte caminar cómodamente o sentarte erguido. En algunos casos, las articulaciones pueden torcerse y deformarse.


El dolor


El dolor, según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor,
se puede definir como una experiencia sensorial y emocional
desagradable, asociada con una lesión tisular presente o potencial.
Su transmisión es un mecanismo que implica una compleja
interacción de estructuras periféricas y centrales, desde la superficie
de la piel hasta la corteza cerebral. El dolor, como síntoma, está
presente en la mayor parte de las dolencias reumáticas, que son un
conjunto de más de 300 enfermedades que provocan incapacidad
funcional y deterioro significativo de la calidad de vida, junto con un
coste socioeconómico de gran magnitud.
Según el estudio EPISER de la Sociedad Española de
Reumatología, la enfermedad reumática más prevalente es la artrosis
que afecta entre el 24% y el 26% de la población; por debajo de los 65
años, las mujeres presentan mayor prevalencia de artrosis que los
varones y a partir de esta edad se igualan los valores. La prevalencia
de artrosis aumenta con la edad en ambos sexos y alcanza el 85% por
encima de los 65 años. Otros procesos diagnosticados son las
lumbalgias que afectan al 15% de la población y la artritis
reumatoide, al 0,5% de la población. Artrosis, lumbalgias y artritis
reumatoide son las enfermedades reumáticas con mayor impacto en
la población según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pares afectados


Artritis

Apéndice-Timo Positivo
Bazo-Bazo
Cadera-Cadera Positivo
Capsula Renal-Capsula Renal
Cervical 1 y 3-Píloro
Infra Popliteo-Infra Popliteo
Nervio Inguinal-Articulaciones
Parietal-Riñon
Pericardio-Pericardio Positivo
Pleura-Apéndice Positivo
Pomulo-Riñon Contralateral
Rama Mandibular-Rama Mandibular
Tiroides-Paratiroides Positivo
Timo-Timo Positivo
Uretra-Uretra Positivo
Vasto Lateral-Vasto Lateral

Artritis reumatoide

Dorsal 5-Lumbar 2
Lumbar 4-Lumbar 4
Mandibula-Mandibula Positivo
Lumbar 4a-Lumbar 4a
Apéndice-Pleura
Angina-Angina
Deltoides-Deltoides
Escápula-Escápula
Cuadro Lumbar-Cuadro Lumbar
Deltoides-Deltoides
Malar-Malar
Uretra-Uretra
Bulbo Raquideo-Tiroides
Dorsal-Lumbar
Lumbar-Dorsal
Tibia-Vejiga
Tiroides-Bulbo Raquideo
Vejiga-Cadera

Artritis Falsa

Cuadro Lumbar-Cuadro Lumbar
Codo-Braquial Lateral
Codo-Plexo Braquial
Deltoides-Deltoides
Palma-Palma
Riñon-Pómulo Contralateral

Bioemocional


ARTRITIS
Definición: Término general para designar la inflamación aguda y crónica de las articulaciones que produce dolor incluso estando en reposo. Son muchas las enfermedades que producen artritis.
Técnico: 3 ª Etapa Embrionaria. Vagotonía: Fase de reparación de un conflicto de desvalorización con crítica y negatividad.
Sentido biológico: Detener o frenar el movimiento de una articulación para
que pueda ser regenerada más fuertemente. Mucha atención a las recaídas:
es probable que el dolor haga que entremos de nuevo en una desvalorización por el movimiento y volvamos a la fase activa del conflicto, eternizando la curación y produciendo crisis artríticas severas o artrosis.
Conflicto: Gesto con tonalidad de culpa, o gesto equivocado o impedido177.
Crítica hacia mí o hacia los demás. Las personas con enfermedades artríticas suelen ser muy críticas con ellas mismas y sobre todo con los demás, y tienen una gran tendencia a fijarse en lo negativo. Son personas que no se sienten amadas.
Conflicto de desvalorización en la profesión. Sentimiento de culpabilidad, de dirección (suprarrenales, ¿debo ir hacia mi madre o hacia mi pareja?), de creencias familiares y de ovarios y testículos (conflictos de tener o no algo bajo control, con connotaciones sexuales). Conflicto con ira y rabia (-itis).
Buscar también los conflictos y sentido de las articulaciones afectadas.
¡Alerta! Durante la fase de reparación de la desvalorización aparece la artritis, entonces con el dolor podemos desvalorizarnos de nuevo, cosa que nos lleva a una recidiva (bucle) y produce cronicidad.


Artritis
Tratamiento:Los alimentos imprescindibles son todos aquellos que sean
ricos en antioxidantes, evitando la formación de radicales libres en las membranas y líquidos que rodean la articulación. Por ello, se comerán en abundancia berros, acelgas, lechugas, pimientos, remolacha, coles, brécol, tomates, fresas, legumbres, miel, limón, manzanas, cacahuetes y pipas de girasol.
El zumo de patata crudo es uno de los remedios más solventes que nuestros
antepasados nos han legado.
Las hierbas más utilizadas son el Harpagofito y la Onagra, seguidas del
diente de león, bayas de enebro, lavanda, ulmaria, cayena, bardana, zarzaparrilla y cola de caballo. También la Uña de gato y la Anamu.
Las cataplasmas muy calientes de arcilla, los compuestos homeopáticos y la
reflexoterapia, son auxiliares terapéuticos muy interesantes en estos casos.
Los baños a más de 38 grados y la supresión de las espinacas y la carne,
son otras medidas de mucho interés.


Oligoterapia:
Un papel muy decisivo en la curación total lo juegan los oligoelementos, en
especial el selenio, el cobre, el silicio, el flúor, el magnesio y el fósforo.
Nutrientes:La alfalfa y la ortiga, por su poder remineralizante, son muy
útiles. También podemos recurrir al ajo y la jalea real. El mejillón de labio verde (perna canalículus), es otro de los nutrientes de gran efectividad.
Homeopatía:
Colchicum CH3, Kalium chloratum CH6, Silicea CH12, Natrum muriaticum
CH6 y Magnesium phosphoricum CH6.
Complementos: El más importante es la Niacinamida (vitamina B3) en dosis
de 400 mg día, repartidos en dos tomas.
Normalmente tarda 21 días en surtir efecto y los beneficios continúan
solamente mientras se toma, aunque es muy eficaz. Cuando se ingiere durante tratamientos prolongados (meses), la movilidad articular puede mejorar significativamente, evitando tener que recurrir a la cirugía.
También se puede probar N-acetyl-glucosamina o sulfato de glucosamina,
250 mg dos veces al día.
El cartílago de Tiburón o bovino, son otras ayudas de gran eficacia.
La Vitamina E, 400 mg diariamente y el aceite de semilla de lino, 1-2
cucharas diarias, suelen estar recomendados por otros profesionales.
Dieta:Si la osteoartritis también tiene un componente inflamatorio, y si se
complica con la artritis degenerativa, puede ser útil comer alimentos cultivados a la sombra, como los tomates, patatas, berenjenas y pimientos verdes.
Lo mejor es efectuar la recolección de noche, aunque sabemos que ello solamente es factible en el caso de que usted mismo posea un huerto.
La alfalfa y la ortiga, por su poder remineralizante, son muy útiles. También
podemos recurrir al ajo y la jalea real.
El Mejillón de Labio Verde (Perna canalículus), es un nutrientes de gran
efectividad en las afecciones reumáticas.
Energía:
La Resonancia Magnética produce igualmente buenos resultados, sobre
todo si la enfermedad no es demasiado antigua.


Artritis reumatoide


La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio crónico y
progresivo que se caracteriza por presentar una serie de cambios
articulares que probablemente representan una reacción
autoinmunitaria: inflamación, proliferación del tejido sinovial y
erosión del hueso y el cartílago. En la articulación inflamada, el
endotelio se encuentra activado, lo que favorece que las células
endoteliales guíen a las células dendríticas a la región inflamada,
dónde las células T son estimuladas. Estas células inician o
intensifican la inflamación local, y promueven el reclutamiento de
granulocitos y/o macrófagos, y originan la degradación de la
articulación.


ARTRITIS REUMATOIDE Comentarios generales:
La artritis reumatoide (RA) es más difícil de tratar con éxito que la osteoartritis. Esto significa que hay que trabajar más intensamente para encontrar la combinación correcta de los tratamientos que funcionan. La artritis reumatoide es considerada una enfermedad del sistema auto-inmune y se cree que es el propio sistema inmunológico del cuerpo quien lucha contra sí mismo, aunque no todos los especialistas aceptan esta teoría y también se cree que está producida simplemente por una bacteria o virus.
También existe otra teoría que habla de una infección parasitaria, lo que
explicaría que la enfermedad suela declararse en el verano, justo después
de haber pasado unas vacaciones en la playa.

Tratamiento


Los tratamientos que se mencionan a continuación pudieran servir
igualmente para la psoriasis y el lupus.
Dieta: Las alergias a determinados alimentos juegan a menudo un papel
importante en la artritis reumatoide.
La investigación ha mostrado que comiendo muchas grasas saturadas puede empeorar la enfermedad y, sin embargo, comiendo alimentos ricos en grasas insaturadas mejoran los síntomas.
Nutrientes:
Zumo de patata crudo: es suficiente una cucharada al día en ayunas.
Aceite de semilla de lino: 2 cucharas diariamente.
Aceite de Onagra: seis perlas al día.
Ajo: dos perlas de aceite en cada comida o, mejor el ajo crudo. No sirve
cuando está frito o cocido.
Complementos: Cobre: un estudio a doble ciego mostró los beneficios
significativos empleando una dosis de 4-10 mg/día.
Vitamina K: 100 mg tres veces por día reducen la inflamación.
Betaina (HCl) con pepsina: muchos pacientes afectados de RA están bajos
en este componente digestivo. Se emplearán 2 píldoras con las comidas ligeras, 4 con las comidas mayores.
Selenio: evita la pérdida de la fuerza muscular.
Hierbas:
El Jengibre (cápsulas o fresco), así como empleado en condimento, suele
dar buenos resultados. De especial interés es el uso de la Uña de gato y la
Anamú.


ENFERMEDADES REUMATICAS
ENFERMEDADES DEGENERATIVAS DE LAS ARTICULACIONES


Estas enfermedades se caracterizan por el dolor al realizar un movimiento,
con un dolor típico al iniciar el movimiento y fatiga, así como también por la limitación del movimiento sin signos de inflamación sistémica; la artrosis activa presenta signos de inflamación local.
El remedio homeopático puede utilizarse al comenzar el tratamiento y cuando se sufran fuertes dolores en forma de ampolla sobre la zona donde se localiza la dolencia (2-3 veces semana, es posible una combinación con un anestésico local).
FILIPÉNDULA ULMARIA (SPIRAEA ULMARIA)
Artrosis activa con dolores tironeantes. Típico síntoma concomitante son los
abundantes sudores. Agravamiento a causa de la humedad. Dosis: D3, D6,
3-4 veces día 5 gotas
RHUS TOXICODENDRON
Dolores articulares reumatoides con sensación de rigidez; producido o agravado por haberse mojado o enfriado, como también por sucesos traumáticos (esfuerzos excesivos, etc.) Agravamiento al descansar, así como también por la noche, mejoría al realizar un movimiento continuado, y con la aplicación de calor. Dosis: D12, 2-3 veces día 5 gotas
RHODODENDRON
Inflamación y eritema de las articulaciones con dolores intensos y tironeantes; debilidad y sensación de pesadez, así como hormigueo. También dolores «profundos» en periostio y aponeurosis. Un síntoma concomitante que llama la atención es la orina maloliente y dolores en la uretra, con mayor frecuencia miccional. Agravamiento durante la noche y por cambios del tiempo, humedad o antes de una tormenta. Dosis: D6, D12, 3 veces día 5 gotas
HARPAGOPHYTUM PROCUMBENS
Dolores articulares, sobre todo de las articulaciones de cadera y rodilla. Dosis: D4, D6, 3 veces día 5 gotas
CAUSTICUM
Dolor, limitación del movimiento, deformación. Sensación de tensión y acortamiento de tendones y músculos, también dolores que aparecen súbitamente.
Agravamiento por tiempo frío y seco, con mejoría cuando llueve. Dosis: D4,
D6, 3 veces día 1 tableta


Consejos al paciente con enfermedades
reumáticas


Es de gran importancia la educación del paciente reumático en
cuanto a normas de vida saludables respecto a la dieta (evitar o
corregir el sobrepeso y la obesidad), así como respecto a la necesidad
de realizar ejercicio físico de forma frecuente y pautada. El ejercicio
es básico para mantener un tono muscular suficiente que evita el
dolor articular en muchas ocasiones. Si a pesar de estas
recomendaciones el paciente persiste con dolor o discapacidad, es
necesario iniciar tratamiento farmacológico.
Se debe preguntar al paciente si está tomando alguna medicación
y valorar las posibles interacciones descritas anteriormente para las
plantas tratadas en este capítulo; por ejemplo, la uña de gato con
antiácidos u omeprazol y con fármacos que se metabolicen a través
de la isoforma 3A4 del citocromo P450, y el harpagofito con fármacos
antiarrítmicos e hipoglucemiantes.

Nota aclaratoria

antes de la ingestión de cualquier remedio aquí sugerido se aconseja la consulta con un especialista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *